Debe venta de baños su gran centro poblacional, aunque su ayuntamiento este instalado en Baños de Cerrato, a la instalación de la estación de los Ferrocarriles del norte en su inserción con los del Noroeste, siendo un nudo ferroviario básico en España, desde los años 60 del siglo XIX.

Gozó de importantes industrias de azúcar como EBRO, mantequilla y briquetas de carbón para las máquinas del tren; hoy cuenta con industria sobre todo galletera.

La actual iglesia parroquial está dedicada a Santa Rosa de Lina, como otra más antigua que fue edificada a finales del siglo XIX.

En Baños de Cerrato destaca ante todo su importantísima Basílica visigótica de San Juan de Baños, Estudiada en cualquier manual de historia del arte, levantada sobre otro edificio y con los restos de su templo romano como demuestran sus capiteles y los fustes de sus columnas. Cerca se encontró la famosa “aba de las Ninfas”, hoy en el Museo Nacional de Arqueología de Madrid.

Fue construida y inaugurada la Basílica en el año 661, aunque a lo largo de más de 13 siglos ha soportado decenas de modificaciones y reconstrucciones. Seria declarada Monumento Nacional el 26 de febrero de 1897.
En 1079 se hizo donación de los bienes de Baños al monumento de Sahún, en 1105 Doña Urraca la que la incorporó al cercano Monasterio de San Isidro de Dueñas.

En 1427 Pedro Manrique IV lo daría en arras a su mujer, Leonor de Castilla, de ahí pararía a Juan II; desde finales del siglo XV pertenece a la jurisdicción del obispado de Palencia.

La cercana Fuente de San Juan también monumento Histórico Artístico desde febrero de 1966, fue la causa de la primera fundación de Recesvinto al curarle las aguas sus dolencias de riñón. Ahí hubo un templo dedicado a Esculapio, días de la medicina para los romanos.

Tras algunas transformaciones del siglo XX y otras en torno a 1941, conserva la fuente los arcos de herradura primitivos de la fundación de la Basílica.

El municipio de Baños de Cerrato poseía una población de 737 habitantes en 1900; de 885 en 1920; de 2940 en 1930; de 5610 en 1950; de 7519 en 1960 y de 5964, este ya en Venta de Baños.

Venta de Baños , localidad y núcleo poblacional de origen reciente y moderno, surgido hacia el año 1860 al amparo del crecimiento provocado por el establecimiento del importante nudo o entronque ferroviario de los Ferrocarriles del Norte con los del Noroeste . Núcleo industrial y ferroviario éste, que se instaló alrededor de lo que en origen fue una antigua venta, o posada, ubicada en el antiguo Camino Real de Burgos , que todavía puede verse en pie dentro de su casco urbano ( puede que cuando esté leyendo estas líneas ya no se encuentre en pie… es más, ya han hecho un monumento a lo que fue, así que está desahuciada ¡ Ven y cuéntalo ! ). Tuvo excelentes fondas, fábricas de azúcar ( Nunca mejor usado el tiempo pasado, la azucarera de EBRO realizó su última campaña en la temporada 1997-98 ), mantequilla y briquetas de carbón para alimentar las máquinas de vapor del ferrocarril.

Su moderno núcleo urbano es, junto con el de Villamuriel de Cerrato , uno de los que más ha crecido en los últimos a años dentro del Cerrato palentino , llegando hasta el punto de casi unirse los dos villas, la moderna de Venta de Baños , con la más antigua e histórica de Baños de Cerrato . En el corto espacio de cien años, dos han sido las iglesias parroquiales que ha tenido Venta de Baños. Las dos dedicadas a Santa Rosa de Lima , patrona de la villa. La que hoy podemos contemplar es un edificio modernista de posguerra, inaugurado en 1953 y que reemplazo en su mismo solar a otra más airosa, noerrománica, ya desaparecida y que fue edificada entre 1896 y1897.

Baños de Cerrato pierde sus orígenes en la noche de los tiempos ya que por su ubicación en la fructífera y feraz vega del río Pisuerga de cuyo cauce dista escasamente kilómetro medio fue posiblemente un territorio poblado desde tiempos prehistóricos. La villa se ubica a 722 metros de altitud y toda su historia gira alrededor de su reconocida y visitada Basílica visigótica de San Juan de Baños . El edificio basilical visigodo que hoy contemplamos está edificado con gran parte de los restos de un antiguo templo romano como podemos apreciar en algunos de sus capiteles clásicos y muchos de los fustes de sus columnas, que seguramente se situaba en las proximidades de la actual fuente , también visigoda , que además suministraba líquido elemento para los baños romanos (termas) allí existentes y para los ” Balneos ” que todavía sobrevivían en el siglo X y que darían nombre a la villa.

En las proximidades de la Basílica se localizó la conocida ” ara de las Ninfas ” , que actualmente se encuentra en el Museo Nacional de Arqueología de Madrid , con una dedicatoria votiva a las diosas benéficas del manantial. La Basílica de San Juan de Baños fue construida y consagrada en el año 661 por iniciativa de rey visigodo Recesvinto , como lo asegura la lápida bien conservada sobre el arco triunfal del templo, y durante los últimos trece siglos ha sufrido numerosas modificaciones y recostrucciones, llegando en algunas épocas a estar en ruinas. Fue declarada Monumento Naciona l en el año 1897.

En el paraje conocido como los Dos Nogales se localizaron los restos de una villa romana, y numerosos han sido los hallazgos fortuitos aparecidos en las inmediaciones de la villa que aseveran la presencia estable de una población hispanoromana primero y otra hispanovisigoda después.

La tradición asegura que volviendo el rey Recesvinto de ” apaciguar ” a vascones y aquitanos de sus constantes sublevaciones y correrías, al pasar por estas tierras cerrateñas oyó hablar de las excelentes propiedades salutíferas de las aguas de unos antiguos baños; como el monarca visigodo estuviera aquejado de un mal nefrítico, se acercó a los mismos y tomó sus aguas; al poco tiempo, su mal mejoró y sintiéndose agradecido, mandó edificar la conocida basílica y reconstruir la fuente como baptisterio, dedicándoselas a San Juan Bautista y cristianizando, de esta forma, un lugar que hasta entonces había estado dedicado al culto pagano de las aguas y las fuentes (ninfas).

En el siglo VIII, durante la dominación musulmana, la basílica es parcialmente destruida y su poblamiento abandonado. A partir del siglo IX ” Balneos ” es repoblada, como así lo confirma la necrópolis de repoblación localizada alrededor de la misma. En el siglo XII, Baños y la Basílica pertenecían al patrimonio de la reina Doña Urraca. Posteriormente perteneció a diferentes señoríos, siendo usufructuarios los monjes de San Isidro de Dueñas . La Basílica de San Juan de Baños fue parroquia hasta el siglo XVI en que se edificó la actual iglesia parroquial de San Martín, pasando a ser ermita en el siglo XVII.

A partir del siglo XVIII, ” Baños de Riopisuerga “, fue villa de señoría secular perteneciendo al Duque de Noblejas y la Marquesa del Carpio. A mediados del siglo XIX, la ermita de San Juan Bautista, hoy Basílica de San Juan de Baños, se encontraba en estado ruinoso y las aguas de su fuente se seguían utilizando como remedio para algunas dolencias. En 1898, después de ser declarada Monumento Nacional, la Basílica de San Juan de Baños fue restaurada y con posterioridad, en 1966, sería declarada monumento histórico-artístico la ” Fuente ” próxima a la Basílica. En el año 1860, en plena revolución industrial, fue inaugurado el Ferrocarril del Norte , con todo lo que esto supuso para la antigua villa de Baños, y a la que no tardando superaría en población y desarrollo ” La Venta de Baños “, actual capitalidad del municipio.